"Vamos a mantener la música como algo especial, que le den a Spotify". Así de contundente se ha mostrado la compañía ST Holdings, representante y distribuidora de más de 200 sellos de música electrónica.

La firma ha anunciado que las discográficas a las que representan abandonarán los servicios de streaming de Spotify, Simy, Rdio y Napster, a los que considera "caníbales" de ingresos, según indica en un comunicado en su página web.

 

"STHoldings puede confirmar que hemos tomado la decisión de retirar todo el contenido de STHoldings distribuido por dichos servicios de música", explica la compañía.

Vamos a mantener la música como algo especial, que le den a SpotifyLa empresa considera que podría ganar mucho más dinero a través de otros canales gracias a los artistas de dubstep, dance, techno y drum & bass que publican a través de las discográficas que ellos representan, como Dub Police, Sub Soldiers o Creative Source.

"Aunque los servicios de streaming ofrecen una promoción entre millones de personas que escuchan música consideramos que esos servicios canibalizan las ganancias de otros servicios digitales más tradicionales", señala, que hace alusión a un estudio realizado por NPD Group que confirmaría dicha teoría.

STHoldings afirma que con esta decisión responde a las peticiones de algunos de sus sellos "preocupados de que estuvieran perdiendo ingresos por los servicios de streaming". "La mayoría de nuestros sellos no quieren su música en ese tipo de servicios por los pobres ingresos y cómo afecta a las ventas", añade.

Al mismo tiempo, la compañía considera que los servicios de streaming hacen que la música sea "menos especial" por su "explotación como algo de escaso valor".

Según informa The Inquirer, de los 238 sellos que forman parte de STHoldings, solo cuatro han decidido mantenerse en los servicios de streaming con los que trabajaban.

Los servicios de streaming han sido concebidos por algunas discográficas como una forma de paliar las descargas ilegales. Sin embargo, han sido acusados de aportar poco dinero a los artistas. Lady Gaga, por ejemplo, solo recibió unos 200 dólares en 2010, a pesar de que una de sus canciones había sido reproducida un millón de veces en Spotify.

Según el estudio de NPD al que hace alusión ST Holdings y que, según la compañía, confirma la convenienciad e retirarse de servicios como Spotify, las plataformas digitales de streaminghacen que los usuarios pierdan el interés por la compra de música.

Artistas como Arcade FireAC/DCPink FloydMetallicaThe Beatles tampoco aparecen en estos servicios. Recientemente Coldplay anunció que su último álbum, Mylo Xyloto, no estaría disponible en estas plataformas online donde sí están sus álbumes anteriores.

 

Fuente: 20 Minutos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesitas más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulsa aquí.